Chilenismos

Imagen: http://gusoto.tumblr.com/

Uno de los principales recuerdos que se llevan de nuestro país los miles de turistas extranjeros que nos visitan anualmente, son nuestras palabras endémicas o los conocidos chilenismos. ¿Qué me quiso decir con que “se me soltaron las trenzas”? o el famoso “cachai”, aquí explicamos algunas:

Cachai: Parte de nuestro uso diario e infaltable a la hora de la conversación. Se refiere a comprender algo. También puede ser usado en remplazo del verbo imaginar: “¿Tu cachai que si Chile gana la Copa América lo que puede pasar?”. Su origen viene del inglés “to catch” que significa atrapar, pero es usada para referirse a entender o comprender algo

Luca: Así llamamos al billete de mil pesos, pero también la usamos para el dinero en general. Esta palabra surgió en el siglo XVIII cuando se llamaba “pelucona” a una moneda de oro en la que aparecía el monarca con una gran peluca. Después, por acortar la palabra, se cambió a “peluca” y luego pasó a ser simplemente luca.

Paco: Se usa para referirse a nuestra policía uniformada, Carabineros de Chile. Se dice que proviene de la palabra quechua p’aqo que significa rubio o castaño claro. Una teoría es que en el siglo XIX la policía (entonces llamados “serenos”) utilizaba un poncho de ese color, que se transformó en color “paco”.

Cabros(as): Este término se usa para hacer referencia a hombres y mujeres jóvenes. También es usado por estos para hablar de su grupo de amigos: “Me juntaré con los cabros”. Dicen algunos que esto es porque antiguamente “cabra” era un carruaje tirado por un solo caballo. Normalmente en ellos viajaban muchachas de alcurnia, por lo que la palabra paso a usarse para referirse a estas mujeres.

Pololear: Se usa para indicar que tienes una pareja estable o una relación afectiva con un cierto grado de formalidad, pero sin un vínculo legal. Es distinto a ser novios, ya que eso implica un compromiso a casarse en el futuro, en el pololeo no. El origen de la palabra se remonta hacia 1880. En esa época era común ver coleópteros que se acercaban al fuego y a la parafina. Esta afinidad de los insectos, llamados pololos, por las llamas, motivó a una unidad bomberil santiaguina a mandatar la confección de una insignia con su figura. Entonces, después, como símbolo o prueba de amor se las regalaban a las enamoradas, por esto se les empezó a decir pololas.

¿Te parecio interesante el artículo?, ¿Quizas ya conocias algunas pero con otra historia?, comparte tu experiencia 🙂

You may also like...

Deja un comentario